Del Escritorio del Diácono para el 22 de Mayo de 2022


Queridos Amigos:

Hoy en nuestro Evangelio de Juan 14:23-29, Jesús les dice a sus discípulos: “El que me ama, mi palabra guardará, y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos morada con él”. También dice: “Os he dicho esto estando con vosotros. El Abogado, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os enseñará todo y os recordará todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy”.

El 9 de abril nuestros confirmandos recibieron el sacramento de la Confirmación. ¡El mismo Espíritu Santo que vino a los Apóstoles hace más de 2000 años, vino a estos jóvenes de una manera muy especial en ese día! El Espíritu Santo (el Abogado) será un amigo de por vida para estos jóvenes y los guiará a través de las decisiones difíciles de la vida. Las decisiones de fe y de moral que a veces nos atrapan y nos hacen la vida difícil serán más fáciles de vivir para estos jóvenes ya que el Espíritu Santo habitará en sus corazones de una manera muy especial.

Quizás sea un buen momento para que pensemos en nuestra propia Confirmación. ¿Estamos respondiendo al llamado del Espíritu Santo a la santidad? ¿Estamos permitiendo que el Espíritu Santo viva en nuestros corazones, nuestras mentes y nuestros espíritus? ¿Pedimos al Espíritu Santo que nos ayude a encontrar a Jesús en nosotros mismos y en nuestro prójimo?

Felicitaciones a nuestros cristianos recientemente confirmados. Que todos sepamos que el Espíritu Santo está con nosotros y nunca nos dejará.

¡Paz y Todo Bien!

Diácono Jim