Del Escritorio del Diácono para el 13 de Noviembre de 2022


El evangelio de hoy viene de Lucas 21:5-19. Es una historia muy interesante en la que Jesús habla del fin del mundo. Si recuerdas, Jesús continuamente nos decía que su reino no era de este mundo. Jesús, por supuesto, siempre estuvo preocupado por la vida cotidiana de los hijos de Dios, es decir, los seres humanos. Hoy habla sobre el fin del mundo y cómo sucederá.

Creo que cada uno de nosotros ha experimentado el “fin del mundo” durante nuestra vida. Puede ser la ruptura de una relación, una pérdida financiera, la pérdida de un hogar o la pérdida de un ser querido. Cuando suceden estas cosas, sentimos como si fuera el fin del mundo. Este fenómeno nos da un anticipo de cómo será el fin del mundo. Jesús es bastante descriptivo de lo que sucederá cuando llegue ese momento.

Jesús también dice que seremos perseguidos antes del fin del mundo; todo porque creímos y confiamos en él. Él nos dice: “seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre, pero ni un cabello de vuestra cabeza será destruido. Por su perseverancia asegurarán sus vidas.” Muy simple, esto significa que si tenemos una relación sólida con Jesús, entonces no tenemos nada de qué preocuparnos; porque pase lo que pase al final del mundo, habrá un lugar para todos nosotros en la Nueva Jerusalén, el reino del que Jesús habló durante toda su vida. ¡Bienvenido a casa!

– Diácono Jim