De The Deacons Desk para el 24 de Julio de 2022


Queridos Amigos:

Este domingo escuchamos del libro de Génesis 18:20-32. Es la historia de la ira de Dios con los pueblos de Sodoma y Gomorra. Hay todo tipo de especulaciones en cuanto a cuál fue el pecado. Lo más probable es que la gente de Sodoma y Gomorra fuera poco hospitalaria. Recuerda que estamos tratando con personas que viven en el desierto. Hace 110° durante el día y sin comida ni agua alguien podría morir. Si la gente de Sodoma y Gomorra es inhóspita, entonces eso puede suceder.

Abraham hace un poco de negociación con Dios y le pregunta: “¿Tú barrerás al inocente con el culpable? Supongamos que hubiera 50 personas inocentes en la ciudad; ¿borrarías el lugar, en lugar de perdonarlo por el bien de 50 personas inocentes dentro de él? Con un poco de malabarismo, el Señor le responde a Abraham: “Si encuentro 50 personas inocentes en la ciudad de Sodoma, perdonaré a todo el lugar por su bien”.

Abraham continúa discutiendo con Dios hasta que llega a la última línea de la historia: “Por favor, no se enoje mi Señor si hablo esta última vez. ¿Qué pasa si hay al menos 10 allí?” Dios responde: “Por el bien de esos 10, no lo destruiré”.

Tenemos un Dios amoroso. La historia de la negociación de Abraham con Dios nos dice cuánto Dios realmente se preocupa por todos nosotros. Dios le prometió a Abraham que no destruiría las ciudades de Sodoma y Gomorra si solo vivieran allí 10 personas buenas. Esto es realmente algo para que pensemos. Dios quiere lo mejor para nosotros. Él está aquí para guiarnos, enseñarnos y mostrarnos cómo quiere que vivamos. Incluso envió a su hijo para que fuera uno de nosotros como ejemplo. Hagamos de Dios una promesa hoy. ¡Prometamos a Dios que siempre viviremos como buenos cristianos católicos!

¡Paz y Todo Bien!

Diácono Jim